FSM

Hacia un Auténtico Reglamento de Participación Ciudadana

La comunidad no tiene las formas ni las estructuras ciudadanas necesarias para que los recursos públicos municipales sean bien encausados.

El Lic Salvador Aguiar Labrada nos da a conocer que el trabajo legislativo en manos de diez regidores para las veinte y tres comisiones existentes del ayuntamiento anterior resulta ser insuficiente para revisar, ampliar y reformar los reglamentos municipales de nuestra ciudad, y que solo mediante una sociedad más participativa y que cuente con los instrumentos adecuados de la democracia directa y un auténtico reglamento de participación ciudadana nos permitiría avanzar en la dirección correcta como sociedad.

El gobierno municipal pasado deja entre otros pendientes la aprobación y publicación del reglamento municipal de participación ciudadana para la ciudad de Tecate. El Lic. Salvador Aguiar participó durante un poco más de dos años en las sesiones de consulta y debate de las distintas propuestas en el articulado del documento. El proyecto incluye diversas formas de participación que inclusive otros reglamentos municipales de nuestro Estado no los incluyen debido a las reformas federales recientes. Los instrumentos que enumera el proyecto son:

I. Plebiscito Municipal

II. Referéndum Municipal

III. Consulta Popular;

IV. Iniciativa Ciudadana

V. Comités Vecinales de Desarrollo Social (DESOM)

VI. Presupuesto Participativo Municipal

VIII. Gobierno Abierto y Audiencia Pública

IX.  Recurso de Inconformidad

X. – Revocación de Mandato

El documento propone la integración de un Consejo Ciudadano con una vocación democrática que empodere a la ciudadanía en el ámbito público, a lo que el expositor nos dice que los partidos políticos y gobiernos en turno no se encuentran a la altura de la circunstancias que faciliten esa transición, motivo por el cual el proyecto no tuvo el apoyo político suficiente para ser aprobado.

A la pregunta de uno de los participantes durante la conferencia, de que si éste proyecto tenía legitimidad al no ser realizado por los ciudadanos y que viene desde arriba como otros tantos del mismo tipo, responde el conferencista diciendo que grupos diversos se sumaron al llamado para participar y que no fue restrictivo.

Desde el punto de vista de éste tecleador quien también participó en la elaboración de dicho documento, me atrevo a expresar que el documento es un buen punto de partida para regresar a la sociedad y verificar si éste puede a ser un instrumento adecuado a las formas de participación social, comunitaria e individual que los ciudadanos requerimos. Sin duda alguna el documento es perfectible en mucho y requiere de mayor contribución por distintos sectores de la sociedad que participan poco o nada en la promoción de políticas públicas.

Déjanos tu comentario