FSM

Cambio Climático y su Afectación a la Comunidad de Tecate

La conferencia que aquí se presenta fue grabada en septiembre de 2019 y reseñada en agosto de 2020.

“Pensamos que el cambio climático nos está afectando a todos, pensamos que el cambio climático es culpa de todos, pensamos que todos los problemas ambientales devienen por consecuencia del cambio climático cuando, quisiera hacer la acotación, esto no es precisamente así.”

– Dr. Ricardo Santés

Según diversos archivos climatológicos en línea, Tecate tiene diferencias considerables de temperatura entre invierno y verano, teniendo como media de 10.7 grados centígrados y 70 mm de precipitación en enero y con una media de 23.7 grados y 7 mm de precipitación en agosto1. Por supuesto, sabemos que esto es común en el clima local, inviernos fríos y húmedos, y veranos secos y muy calientes, sin embargo, reflexionemos: cada ola de calor se siente más caliente y dura más tiempo ¿no? ¿es acaso que cada año la diferencia en el clima es más notable? Vemos en las noticias como con frecuencia ocurren tormentas más fuertes, además de sequias e incendios forestales ¿son estos los efectos del cambio climático?

Para aprovechar que estamos en el mes más caliente del año, y que somos más conscientes de la situación climatológica actual, entraremos en un tema que usualmente ha sido repasado en un marco internacional, sin embargo, en esta ocasión lo abordaremos desde el marco local, no sin antes establecer el contexto del tema. El Dr. Ricardo Santés Álvarez, del Departamento de Estudios Urbanos del Colegio de la Frontera Norte, nos brinda otra perspectiva, desde el punto de vista sociopolítico del cambio climático.

“Hay una perspectiva de ver al cambio climático como un problema físico, ecológico, biológico… Pero se soslaya, en mi opinión, se soslaya la parte sociopolítica del asunto.”

– Dr. Ricardo Santés

El Dr. Santés parte del principio de que el cambio climático es algo normal, es un fenómeno natural, sin embargo, existe el calentamiento global y es diferente, este último es una preocupación global porque, aunque el aumento y disminución de las temperaturas es algo natural, ha habido un incremento acelerado de estas en los últimos cincuenta años. El Dr. Santés añade cómo el cambio climático responde a los incrementos de temperatura, causando impactos inusitados, y en particular, detonando posicionamientos políticos contrastantes.

El Dr. Ricardo Santés contextualiza la situación política tras la definición de Cambio Climático; mientras que en cumbres internacionales de representantes gubernamentales consideraron el cambio climático como un producto de la actividad humana y sus procesos industriales, el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático amplió la cobertura del concepto, considerando el cambio climático como resultado de la variabilidad natural o como resultado de la actividad humana, matizando el concepto y su implicación. El Dr. Santés describe cómo la existencia de diferencias en ambas definiciones exhibe el carácter político y económico en la discusión del cambio climático, además de develar una tendencia exclusionista en el tema, donde sólo los especialistas en los temas en cuestión pueden opinar.

“El cambio climático es una preocupación global, pero nos debe significar que el cambio climático tiene que ser una ocupación local.”

– Dr. Ricardo Santés

Pasando al contexto local, el Dr. Santés plantea la situación del agua en nuestro país; en Baja California hay poca o casi nada de agua, condición conocida y no atribuida al cambio climático y, además, con el calentamiento global la situación climatológica en el estado se vuelve más severa. Posteriormente, hace un repaso de los aspectos sociodemográficos y las infraestructuras de Tecate para afrontar el problema; hay una falta de memoria en la comunidad, pone como ejemplo las lluvias de 1993 que causaron devastaciones en el municipio y agrega, si esta situación aún estuviera presente en la memoria colectiva, abrían más acciones preventivas en pro de la infraestructura.

El Dr. Santés añade un dato de carácter casi premonitorio: Tecate tiene el mayor porcentaje de ocupantes en tiendas sin agua entubada, entonces, son condiciones estructurales que, en un fenómeno de emergencia van a desatar toda una clase de elementos nocivos, por ejemplo, en una epidemia en la comunidad sin acceso al agua potable.

Y para concluir esta reseña, añadiremos un dato que nos brindó el Dr. Santés y que, hasta ahora, pasamos por alto y puede resultar determinante en una contingencia como la del 93: en Tecate hay hasta 66.7 hectáreas sin alcantarillado ni agua potable.

Los colaboradores y un autor le invitamos al lector a ver la conferencia presentada aquí arriba para conocer los datos finos sobre el contexto del problema, explicado por el Dr. Ricardo Santés. Esta reseña no representa los matices de la información presentada y le invitamos a verla de manera introductoria al video.


Déjanos tu comentario

Santiago Jiménez

Santiago Jiménez

Coordinador de Comunicación del Foro Social Municipal.
Comunicólogo y Compositor de Música para Medios Audiovisuales.